Sensores de nivel para silos de granos

¿Qué es un sensor de nivel para grano?

Los sensores de nivel para silos de grano son transmisores de medición que permiten calcular la cantidad de grano que se encuentran almacenados en un recipiente. Podemos encontrar sensores en forma de polea, cable, sensor de posición o tablero de control para medir el nivel de material.

Los sensores se pueden programar para que calculen la cantidad de sólidos de forma manual o en intervalos de tiempo programados. Dicha medición es muy precisa y no se ve alterada por factores externos como el medio ambiente, ondas de sonido, polvo o temperatura.

Los sensores de nivel se utilizan en múltiples sectores industriales, como agrícolas, alimentación o energía.
 

Ventajas de monitorizar el silo con sensores

Actualmente el desarrollo en el sector agrícola avanza a gran velocidad. Esta tendencia también se observa en el ámbito de la gestión de las existencias y el estado de los alimentos que se almacenan.

Es por ello, que el poder calcular y tener una precisión exacta de los materiales de los que disponemos dentro de los tanques o recipientes se convierte en una necesidad real a la hora de mejorar los procesos logísticos y de optimización de existencias.

Veamos algunos de los beneficios de utilizar sensores de nivel para grano:
 

Obtener información más precisa

En el día a día se pueden encontrar múltiples imprevistos relacionados con el almacenamiento del grano en los silos, ya que no siempre se precisa de una medición exacta sobre la cantidad de existencias que hay.

La forma más tradicional con la que se medía el nivel era subirse a la escalera para desde la parte de arriba del silo poder hacer una estimación visual. Esta falta de precisión no siempre daba unos resultados óptimos.

Gracias a los sensores de nivel de grano se puede obtener información de una forma exacta y a tiempo real.
 

Optimizar el almacenamiento

Controlar el nivel de existencias de forma precisa permite hacer frente al reto de la gestión logística. Es importante poder saber si la reserva de material que tenemos es la suficiente para la producción o, por el contrario, necesitamos volcar más grano dentro del silo.

La instalación de sensores es entonces de una gran ayuda, ya que nos permitirá tomar las decisiones correctas gracias a la información que nos ofrece. Además, gracias a su medición en tiempo real, podemos disponer de información precisa y acceder a los datos en todo momento, permitiendo anticipar pedidos o reposición de material.

A la larga esta optimización en los procesos logísticos permite reducir los costes logísticos y evitar las rupturas de stock.
 

Control remoto del nivel del silo

Otra de las grandes ventajas de utilizar sensores de nivel para grano es que se puede transmitir los datos sin que el operario deba desplazarse.

El poder conectar todos los silos de forma remota sin tener la necesidad de hacerlo de forma manual, permite ahorrar mucho tiempo y poder realizar una gestión desde cualquier ubicación gracias a las aplicaciones.

Además, el control a distancia también permite incrementar la seguridad de los trabajadores, ya que los métodos tradicionales podían derivar a accidentes laborales graves.

Características que deben tener los sensores para ser óptimos


Existen muchos tipos de sensores de nivel de silos para grano, no obstante, no todos ellos te permiten realizar un control eficiente del nivel de grano que almacenan.

Algunas de las características se deberían cumplir dichos sensores son:
 
  • Disponer de una instalación rápida y sencilla en la parte superior del silo: si su instalación es rápida y sencilla nos permitirá poder hacer uso de este desde el primer momento sin requerir de hacer obras o reconstrucciones en el silo.
  • Sistema inalámbrico: la captación y transmisión de la información se pueda hacer sin utilizar de largos y dificultosos cableados. Un sistema inalámbrico facilita mucho su uso.
  • Que no requiera de gran mantenimiento: un mantenimiento mínimo que tan solo requiera de la sustitución de baterías cada cinco años aproximadamente.
  • Sensores adecuados a cualquier material: un mismo sensor debería poder medir cualquier material sólido que se deposite dentro del silo, como pienso granulado, pellet, plástico, entre otros.
  • Control remoto: disponer de una aplicación con la que poder consultar a tiempo real la lectura realizada para saber el stock del que disponemos, nos permitirá calcular los periodos de reabastecimiento de forma sencilla.

Sensor Silos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración